Catolicismo


La palabra catolicismo proviene de raíces griegas, la cual quiere decir “doctrina de la Iglesia Católica”, formada con compuestos léxicos tales como “kata” que equivale a “sobre”; “holos” que quiere decir “todo”, y el sufijo “ismo” que alude a “doctrina”. Otras fuentes declaran que el término deriva de la voz griega “καθολικός” o “katholikós” haciendo referencia a “universal, que comprende todo”. El catolicismo puede ser definido como aquella religión, fe, creencia o doctrina practicada o profesada por los denominados fieles de la Iglesia católica; es decir, en forma general el catolicismo se relaciona a la experiencia religiosa ejercida por los individuos que viven en comunión con la Iglesia de Roma.

La Iglesia Católica Romana sostiene que su origen se encuentra en la muerte, resurrección y ascensión de Jesucristo aproximadamente en el año 30 D.C. se proclama a sí misma como la Iglesia por la que murió Jesucristo, que fue establecida y construida por los apóstoles.

Aún una lectura superficial del Nuevo Testamento revelará que la Iglesia Católica no tiene su origen en las enseñanzas de Jesús o sus apóstoles, en el Nuevo Testamento, no hay mención del papado, la veneración o adoración de María (o de la inmaculada concepción, la perpetua virginidad, la  ascensión o como  co-redentora y mediadora), las peticiones a los santos en el cielo por su intercesión, la sucesión apostólica, las ordenanzas de la iglesia funcionando como sacramentos, el bautismo infantil, la confesión de pecados a un sacerdote, el purgatorio, las indulgencias, o la autoridad paralela de las tradición eclesiástica y la Escritura, así que, si el origen de la Iglesia Católica no se encuentra en la enseñanzas de Jesús y sus apóstoles, como están registradas en el Nuevo Testamento.

- ¿Cuál es el verdadero origen de la Iglesia Católica?

Durante los primeros 280 años de la historia cristiana, la cristiandad fue prohibida por el imperio romano, y los cristianos fueron terriblemente perseguidos, esto cambió después de la “conversión” del emperador romano Constantino, este legalizó el cristianismo en el Edicto de Milán en el año 313, después en el 325 d.C. convocó al Concilio de Nicea en un intento por unificar la cristiandad, visualizó el cristianismo como una religión que pudiera unir al Imperio Romano, el cual en ese tiempo comenzaba a fragmentarse y dividirse, mientras esto hubiera parecido ser un desarrollo positivo para la iglesia cristiana, el resultado fue todo menos positivo, al igual que Constantino se negó a adoptar de lleno la fe cristiana, sino que continuó con muchas de sus creencias y prácticas paganas; así también la iglesia cristiana que promovió era una mezcla del verdadero cristianismo con el paganismo romano.

Constantino descubrió que con la gran extensión del Imperio Romano, tan diverso y expansivo, no todos accederían a renunciar a sus creencias religiosas y abrazar el cristianismo en su lugar, así que permitió, y aún promovió la cristianización de la creencias paganas, y así, creencias completamente paganas y totalmente antibíblicas le dieron nuevas identidades al cristianismo algunos claros ejemplos de ello son los siguientes:

1. El Culto a Isis, una religión de la madre-diosa egipcia, fue absorbida dentro del cristianismo, reemplazando a Isis con María, muchos de los títulos que fueron usados por Isis, tales como Reina del cielo, Madre de Dios, y theotokos (quien dio vida a Dios) fueron adjudicados a María, se le concedió a María un exaltado papel en la fe cristiana, mucho más allá de lo que la Biblia describe de ella, para atraer a los adoradores de Isis a la fe, que de otro modo no hubieran adoptado, las primeras claras señales de la Mariología católica ocurrieron en los escritos de origen, quien vivió en Alejandría, Egipto, el cual resultaba ser el punto focal de la adoración a Isis.

2. El Mitraísmo era una religión en el Imperio Romano del I hasta el V siglo d.C. era muy popular entre los romanos, especialmente entre los soldados romanos, y posiblemente fue la religión de muchos emperadores romanos, mientras que nunca se le concedió un estatus oficial al Mitraísmo en el Imperio Romano fue de hecho la religión oficial, hasta que Constantino y los siguientes emperadores romanos reemplazaron el Mitraísmo con el Cristianismo, una de las características claves del Mitraísmo era una comida de sacrificio, la cual consistía en comer la carne y beber la sangre de un toro, Mitras, el dios del Mitraísmo, estaba presente en la carne y la sangre del toro, y cuando eran consumidas, se otorgaba la salvación a aquellos que tomaban parte en la comida del sacrificio, (teofagia, la práctica de comer el cuerpo de un dios), el Mitraísmo también tenía siete sacramentos, haciendo que las similitudes entre el Mitraísmo y el catolicismo Romano sean demasiadas para ser ignoradas. Constantino y sus sucesores fundaron un fácil substituto de la comida sacrificial del Mitraísmo en el concepto de la Cena del Señor / La Comunión Católica. Tristemente, algunos de los primeros cristianos comenzaron a añadir el misticismo a la Cena del Señor, rechazando el concepto bíblico de un simple acto de adoración y recordatorio de la muerte y derramamiento de sangre de Cristo, la romanización de la Cena del Señor hizo la transición a una consumación del sacrificio de Jesucristo, conocido ahora como la Misa Católica / la Eucaristía.

3. La mayoría de los emperadores romanos (y ciudadanos) eran enotistas. Un enotista es alguien que cree en la existencia de muchos dioses, pero que tiene un enfoque primario en un dios en particular, o considera a un dios en particular como supremo sobre los otros dioses. por ejemplo, el dios romano Júpiter, era supremo sobre el panteón (la totalidad de los dioses) romano, los marinos romanos con frecuencia eran adoradores de Neptuno, el dios de los océanos. Cuando la Iglesia Católica absorbió el paganismo romano, simplemente reemplazó el panteón de dioses con los santos, así como el panteón de dioses romanos tenía un dios del amor, un dios de la paz, un dios de la guerra, un dios de la fuerza, un dios de la sabiduría, etc., la Iglesia Católica tiene un santo que está a cargo de cada una de estas características, y existen muchas otras categorías, igualmente, así como muchas ciudades romanas tenían un dios específico para la ciudad, también la Iglesia católica provee sus santos patrones para las ciudades.

4. La supremacía del obispo romano (el papado), fue creado con la ayuda de los emperadores romanos. siendo la ciudad de Roma el centro de gobierno del imperio romano, y con los emperadores romanos viviendo en Roma, la ciudad de Roma se levantó como preeminencia en todas la facetas de la vida, Constantino, y sus sucesores, dieron su apoyo al obispo de Roma como el supremo gobernante de la iglesia, desde luego, era mejor para la unidad del imperio romano, que el gobernante y la sede de la religión se encontraran centrados en el mismo lugar, mientras que muchos otros obispos (y cristianos) se resistieron a la idea de que hubiera un obispo romano supremo, eventualmente el obispo romano se elevó a la supremacía, a través del poder y la influencia de los emperadores romanos, cuando el imperio romano colapsó, los papas tomaron el título que previamente había pertenecido a los emperadores romanos – Pontificus Maximus.

El origen de la Iglesia Católica es el trágico compromiso del cristianismo con las religiones paganas que la rodeaban, en vez de proclamar el Evangelio y convertir a los paganos, la Iglesia Católica cristianizó las religiones paganas, y paganizó el cristianismo, al mezclar las diferencias y borrar las características distintivas, si, la Iglesia Católica se hizo a sí misma atractiva a la gente del imperio romano, uno de los resultados fue que la Iglesia Católica se convirtiera en la religión suprema en el mundo romano durante siglos, sin embargo, otro resultado fue la más dominante forma de apostasía del cristianismo del verdadero Evangelio de Jesucristo y la verdadera proclamación de la Palabra de Dios.

2 Timoteo 4:3-4 Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.

- ¿Las creencias y prácticas Católicas son Bíblicas?

El punto concerniente a cualquier iglesia y sus prácticas debe ser ¿Es bíblico?, si una enseñanza es bíblica (tomada en contexto) debe ser adoptada, si no lo es, debe ser rechazada, Dios está más interesado en si una iglesia está haciendo su voluntad y obedeciendo su Palabra que en si puede trazar una línea de sucesión ascendiente a los apóstoles de Jesús, él estaba muy preocupado acerca del abandono de la Palabra de Dios por seguir las tradiciones de los hombres (Marcos 7:7), las tradiciones no son inherentemente inválidas; hay algunas tradiciones buenas y valiosas, nuevamente, el punto debe ser si una doctrina, práctica, o tradición es bíblica. ¿Cómo entonces se compara la Iglesia Católica Romana con las enseñanzas de la Palabra de Dios?

  • Salvación: La Iglesia Católica enseña que la salvación es por la regeneración bautismal y es mantenida a través de los sacramentos católicos, a menos que se cometa un acto pecaminoso voluntario que rompa el estado de gracia santificada, la Biblia enseña que somos salvados por gracia, la cual es recibida simplemente a través de la fe (Efesios 2:8-9), y que las buenas obras son el resultado del cambio en el corazón reformado por la salvación (Efesios 2:10; 2 Corintios 5:17) y el fruto de esa vida nueva en Cristo (Juan 15).

  • La seguridad de la salvación: Enseña que la salvación no puede ser garantizada o asegurada. 1 Juan 5:13 dice que la carta  fue escrita con el propósito de asegurar a los creyentes la CERTEZA de su salvación.

  • Buenas obras: La Iglesia Católica dice que los cristianos son salvados por obras meritorias (comenzando con el bautismo) y que la salvación es mantenida por buenas obras (recibiendo los sacramentos, la confesión de pecados a un sacerdote, etc.) La Biblia dice que los cristianos son salvos por la gracia a través de la fe en Jesucristo, totalmente aparte de las obras (Tito 3:5; Efesios 2:8-9; Gálatas 3:10-11; Romanos 3:19-24)

  • Bautismo: En el Nuevo Testamento, SIEMPRE es practicado DESPUÉS de la fe salvadora en Cristo. El bautismo no es el medio para la salvación; es la fe en el Evangelio lo que salva (1 Corintios 1:14-18; Romanos 10:13-17). La Iglesia Católica enseña la regeneración bautismal de los infantes, una práctica que nunca es encontrada en la Escritura, la única posible sugerencia del bautismo a infantes en la Biblia que la Iglesia Católica puede señalar, es la de toda la casa del carcelero de Filipos quienes fueron bautizados según lo escrito en Hechos 16:33, sin embargo, el contexto en ninguna parte menciona a niños, Hechos 16:31 declara que la salvación es por fe, Pablo habló a todos los que estaban en esa casa en el (verso 32), y todos los de la casa creyeron (verso 34), este pasaje solo indica el bautismo de aquellos que ya habían creído, no de infantes.

  • Oración: La Iglesia Católica enseña que los católicos no solo le recen a Dios, sino que también se hagan peticiones de oración a María y a los santos, contrariamente a esto, somos enseñados en la Escritura a orar solo a Dios (Mateo 6:9; Lucas 18:1-7).

  • Sacerdocio: La Iglesia Católica enseña que hay una diferencia entre los clérigos y la gente laica, mientras que el Nuevo Testamento enseña que el sacerdocio es de todos los creyentes (1 Pedro 2:9).

  • Sacramentos: La Iglesia Católica Romana enseña que un creyente es infundido con gracia mediante la recepción de los sacramentos, tal enseñanza no se encuentra en ninguna parte de la Escritura.

  • Confesión: La Iglesia Católica Romana enseña que a menos que un creyente esté incapacitado, la única manera de recibir el perdón de los pecados, es mediante la confesión de ellos a un sacerdote, contrariamente a esto, la Escritura enseña que la confesión de los pecados debe ser hecha a Dios (1 Juan 1:9)

  • María: La Iglesia Católica Romana enseña, entre otras cosas, que María es la Reina del Cielo, una virgen perpetua, y co-redentora, quien ascendió al cielo, en la Escritura, ella es descrita como una obediente y creyente sierva de Dios, quien se convirtió en la madre de Jesús, ninguno de los otros atributos mencionados por la Iglesia Católica Romana tiene alguna base en la Biblia, la idea de que María es la co-redentora y otra mediadora entre Dios y el hombre, no solo es extra-bíblico (encontrado solo fuera de la Escritura), sino también anti-bíblico (contrario a la Escritura),  Hechos 4:12 declara que Jesús es el único redentor, 1 Timoteo 2:5 proclama que Jesús es el único mediador entre Dios y el hombre.



Suscríbete: